A lo largo de estos dieciséis años Partiluz ha realizado varios proyectos de inversión, destinados a mejorar la infraestructura de la planta. La fábrica cuenta con un completo equipamiento para laboratorio donde se realizan los ensayos de rutina y de tipo, de acuerdo a la solicitud del cliente.

La planta posee una sección de bobinado de más de 500 m2, además de un centro de corte de núcleos. Los transformadores inmersos en aceite son fabricados a través de un proceso de secado en horno, lo que asegura la integridad del transformador en cuanto a los niveles de humedad.